Derechos y deberes de los usuarios

Derechos

El usuario del taxi tiene los siguientes derechos:

  • Recibir el servicio en condiciones básicas de igualdad, no discriminación, calidad, seguridad y preferencia dentro del turno de solicitud.
  • Escoger el recorrido que considere más adecuado.
  • Conocer el número de licencia del taxi y las tarifas vigentes.
  • Ser atendidos durante la prestación del servicio con la adecuada corrección por parte del taxista.
  • Acceder a un vehículo limpio y con un conductor aseado.
  • Ser ayudado por el taxista para subir y/o bajar del vehículo, en caso de problemas de movilidad reducida.
  • Transportar el equipaje siempre que lo permita la capacidad del maletero.
  • Recibir ayuda del conductor o conductora taxista para cargar y descargar el equipaje del maletero.
  • Solicitar la graduación del volumen del sonido de la radio y de la temperatura del interior.
  • Abrir y cerrar las ventanas de detrás y requerir la apertura o cierre de los sistemas de calefacción o climatización.
  • Obtener una factura o recibo donde consten todos los datos del servicio: precio, origen y destino del recorrido; número de identificación fiscal del titular de la licencia, número de licencia y de matrícula del vehículo.
  • Recibir cambio del pago del servicio hasta 50 euros.
  • Formular las reclamaciones oportunas en relación al servicio.

 

El servicio debe realizarse para todas las personas y únicamente el taxista podrá negarse a ofrecer el servicio si la persona que lo solicita muestra un evidente estado de embriaguez o de intoxicación por estupefacientes, o porque el estado del usuario o de su equipaje pueda ocasionar daños importantes al vehículo.

 

Objetos perdidos

Los conductores deberán revisar el interior del vehículo cada vez que se desocupe, a fin de comprobar si algún objeto del usuario hubiese quedado en el mismo, entregándolo al ocupante.

 

El conductor de auto taxi está obligado a depositar en las dependencias de la policía municipal los objetos que pudieran haber sido olvidados por los usuarios en el interior del vehículo, en el plazo de veinticuatro horas desde que se produjo el hallazgo.