Utilización de coches de niños

Los coches y las sillas de niños serán admitidos en todos los autobuses siempre que el menor vaya debidamente sujeto al coche o silla además la persona adulta que lo conduzca procederá a:

  • Situar el coche o silla en la plataforma central del vehículo, en posición contraria a la marcha, de forma que el menor quede de espaldas en sentido contrario de la marcha del autobús.
  • Accionar el freno del coche o silla
  • En todo caso los coches y sillas se ubicarán en el autobús sin dificultar el paso en los lugares destinados al tránsito de personas. Con un máximo de dos sillas por autobús.
  • El acompañante, mayor de edad, deberá adoptar las medidas necesarias para garantizar la seguridad del niño, siendo ésta de su responsabilidad
  • No se abonará ningún recargo por esta prestación.
  • Las personas con movilidad reducida tendrán preferencia en el acceso al autobús, sobre los coches y sillas de niños y niñas.
  • No se permitirá el acceso de coches o sillas no plegados que no transporten niños y niñas.